LA ERA POST-DIGITAL

por Ivan Babic

 

Hablar de digital ya no es trending-topic. En un mundo donde TODO el flujo de información ya es digital, por qué seguimos considerándolo un tema nuevo? Hoy día, todos vivimos la experiencia y los beneficios de esta autopista de la información llamada internet. Y el mundo de los smartphones y móviles en general que la hacen ubicua, omnipresente. Como marketeros nos hemos tardado en comprenderlo. Como usuarios, lo hemos pillado de inmediato. Acá unas pistas en forma de sinónimos, para entender lo que ya sabemos sobre el mundo digital.

DIGITAL = INMEDIATO

De las cosas a las que nos hemos acostumbrado, es que sea lo que sea lo que queramos saber, sea lo que sea lo que busquemos con relación a cualquier cosa, está ahí a un click de distancia. La velocidad con la que accedemos a cualquier información en cualquier día de nuestras vidas, es equivalente a lo que tardábamos décadas en encontrar hace pocos años atrás. No te sirven la información en bandeja de plata: tienes menús, escoges, interactúas, tú eres el buscador.

DIGITAL = INTERACTIVO

Imagina un mundo en el que puedes escoger lo que quieres ver, leer, aprender. Un mundo en el que todas las formas de entretenimiento están ahí a tu disposición. Puedes acceder a toda la información necesaria para tomar tus decisiones del día a día. El menú es infinito, te sientes infoxicado. Ese mundo ya existe, y vives en él a diario. Una vida entera no te daría para poder procesar un minuto de la información pública que se genera hoy día, en forma de blogs, videos, cadenas, etc. Necesitamos filtrar, escoger a qué prestarle atención. La guía de otros siempre ha sido buena aliada, la opinión de los muchos, lo viralizado y viralizable… Bienvenido a la era de las redes sociales.

DIGITAL = SOCIAL

De los más grandes avances de la sociedad, en simbiosis con la tecnología, la evolución en las comunicaciones es sin duda de las más fundamentales para nosotros como especie. Somos Homo Sapiens, y por homínidos seres gregarios. Dependemos mutuamente unos de otros, vivir en sociedad nos ha hecho fuertes, compartir información unos con otros. Las cadenas de información se han descentralizado gracias a las redes sociales.

Vivimos en la era de la democratización de los medios, cada uno de nosotros es emisor y receptor a la vez. Se genera una interacción con otros que puede ser aprovechada vía big-data, y geocontextualización, o sea, lugar, hora y contexto.

DIGITAL = CONTEXTUAL

La era de los nómadas urbanos, esa tribu que esté donde esté, quiere permanecer conectada, con la capacidad de comunicarse, trabajar, crear. Su herramienta principal son sus smartphones, que les acompañan todo el tiempo, enviando información a servidores vía distintas apps, que permiten la generación de valor según el contexto de la persona.

A la 1pm puedes asumir que va a buscar dónde comer, sabes dónde está, le puedes recomendar un lugar, enviarle un cupón de descuento, una promoción de apertura. Busca información sobre un producto, y sabes que está en su casa, le puedes dar ideas de recetas. Si está en un súper, le puedes dar información u ofertas que le faciliten la toma de decisiones. Hoy día, la información se debe servir según el contexto del consumidor. Sus necesidades, su momento de vida, todo eso se puede programar en algoritmos, y servir algo de valor para ese contexto, dónde quiera se encuentre.

DIGITAL = UBICUO

Existe una difusa línea entre el mundo digital y el mundo real. Se nutren y complementan a la vez. Las marcas deben aprovechar esta coyuntura y servir algo de valor ahí donde se requiere, llevar la experiencia de sus consumidores a un nuevo y mejorado lugar. Vivimos rodeados por un mundo de medios que convergen, aquí y ahora, a nuestra disposición. Donde todas las formas de comunicación y acceso a la información han evolucionado tecnológicamente hasta acompañarnos en nuestro bolsillo, la palma de nuestras manos, la punta de nuestros dedos. Omnipresente interacción y acceso a cualquier pedazo de información, cuando lo queremos, donde lo queremos, on-demand.

DIGITAL = ON-DEMAND

Más que nunca, el control hoy día lo tenemos nosotros, los consumidores, la audiencia, los usuarios. Apenas nos estamos acostumbrando a ello. Es un modelo de negocios que todas las marcas deberían estar explotando. Les hemos tomado la delantera en ello, internet lo ha hecho nuestro, tenemos el poder. No tengo que ponerme frente a una pantalla a la hora que tú me digas. Al contrario, más te vale servirme lo que te pido cuando te lo demando.

El modelo centrado en las personas parece haber llegado para quedarse. Ese espacio en que los negocios se vuelven una verdadera situación ganar-ganar. Si eres una marca, debes comprender a tu consumidor, su contexto, y estar dispuesta allí a responder bien cuando te necesite, entregarle algo de valor, algo de bien, en esta era post-digital.

 

The REDPILL por Andrea Lobo

BLURRED LINES ON/OFF (líneas difusas)

Nuestras vidas offline y online se fusionan y se enriquecen mutuamente. Habitamos ambos mundos sin distinción. Buscamos más valor y significados que mejoren nuestra percepción de la realidad. Diariamente, usamos el Internet como un intermediario para mediar nuestras experiencias y relaciones con personas y cosas. Queremos capas más profundas de contenido, para tomar decisiones más inteligentes. Los dispositivos móviles con cámara, GPS y aplicaciones, son nuestros mejores aliados y una extensión de nosotros mismos. Contexto, conveniencia, interactividad, optimización y sentido de ubicuidad son indispensables. Buscamos servicios, productos, ideas, descuentos y soluciones en línea, en tiempo real y en sincronía con nuestra experiencia física y necesidades.

Haz click aquí para ver ejemplos de la tendencia BLURRED LINES ON/OFF
Haz click aquí para descargar la versión en PDF.