innovar correctamente o morir

INNOVAR CORRECTAMENTE O MORIR by Ivan Babic

Mucho se habla de innovación, es una de las palabras de moda. Y junto con la palabra emprendimiento, son el mantra de las secretarías y ministerios de economía del mundo, basta escuchar un rato al Obama o a la Merkel para confirmarlo. También a Peña Nieto, dicho sea lo justo. Si no hablas de innovación, no estás en nada, eres un dinosaurio condenado a desaparecer. Pero ¿qué es innovar? ¿Y cómo hacerlo bien?

INNOVAR (del latín, INNOVARE)

Según la RAE, innovar es modificar algo introduciendo novedades. Una definición precisa, pero vaga a la vez. Cuando hablamos del mundo corporativo y de los negocios, cualquier proceso de innovación debe tener un componente objetivo: el futuro. Esto es, una visión clara de los resultados esperados de la empresa, y del mercado donde se va a desenvolver.

¿POR QUÉ INNOVAR?

En un mundo donde todo cambia tan rápidamente, hablar de posicionamiento parece obsoleto. ¿Por qué querría ubicarme en un lugar fijo, mientras todo a mi alrededor se mueve a una velocidad vertiginosa? La realidad es que los grandes cambios en las industrias antes se daban en cuestión de décadas, o siglos, mas hoy en día se dan en cuestión de pocos años, incluso meses o días. No olviden que Facebook, Uber y Airbnb son todas empresas que tienen menos de 10 años de edad. Y todas tienen un elemento en común: llegaron para revolucionar las industrias donde compiten. En categorías tan fuertemente establecidas como los medios, el transporte o la hostelería, uno esperaría que los grandes cambios hubieran venido de los grandes jugadores del momento. Pero no ocurrió así, los meros meros estaban demasiado ocupados administrando su negocio actual, de espaldas al mercado, mirándose su ombligo corporativo desde su gran zona de confort.

INNOVACIÓN INTERNA VS. EXTERNA

Si ya estás decidido a innovar, y quieres hacerlo bien, es bueno que sepas que existen dos tipos básicos de innovación. La innovación interna es aquella basada en los resultados de la operación de la empresa, y sus principales indicadores (KPIs) pueden ser expresados financieramente. Suelen ser proyectos a corto plazo que buscan reducir el tiempo de un proceso, o maximizar la productividad de los recursos invertidos (i.e. Lograr más cosechas en un año, un brazo robot que ponga más tornillos por hora, reutilizar un desecho orgánico para producir energía propia, etc).

La innovación externa, por el contrario, es un proceso más complejo y a largo plazo, pero mucho más interesante desde la perspectiva de marketing. Su insumo principal es el comportamiento actual de los consumidores, y su indicador más relevante es la deseabilidad y aceptación del mercado. Sus resultados son medidos en múltiples variables que van desde afinidad de las marcas hasta la conversión y ventas. Las verdaderas revoluciones en las industrias se dan en este tipo de innovación externa. Ocurren sólo cuando las marcas son capaces de olvidarse por un momento de lo que hacen y vienen haciendo por años, y se voltean a ver qué está pasando en el mercado, cómo se están comportando sus consumidores ahora, y qué nuevas tendencias de mentalidad y de comportamiento se están dando allá afuera.

—–

TIPS DE INNOVACIÓN

– Centrarse en el mercado, no en la empresa. Ser capaz de ver la empresa desde la perspectiva del mercado, y no a la inversa.

– Desarrollar hipótesis basadas en las tendencias de mentalidad y de comportamiento, y validarlas en el mercado. No enamorarse de ellas y prepararse para matarlas si los datos del mercado no las apoyan.

– Innovar es un proceso continuo. Debes estar dispuesto a fallar, y seguir adelante.

—–

THE RED PILL by Andrea Lobo

THE REIGN OF THE URBAN NOMADS (El reino de los Nómadas Urbanos)

Estas criaturas digitales han optado por un estilo de vida basado en estar conectados 24/7/365. Siempre están en movimiento. Les gusta trabajar, compartir, colaborar, socializar, relajarse y divertirse donde sea y cuando sea. Utilizan medios de transporte alternativos y toman decisiones sobre la marcha. Buscan soluciones eco-sustentables con propósito y estilo. Aprecian los espacios públicos y negocios privados que les brindan comida saludable, Wi-Fi gratis y fuentes de recarga para sus dispositivos. Consumen bienes y servicios en todas partes, todo el tiempo. Desean conectividad, movilidad, portabilidad, desechabilidad, variedad, libertad, conveniencia, etc.

—–

publicado en:

REVISTA NEO – AGOSTO 2016 – http://www.revistaneo.com/revistadigital/neo/agosto16/index.html#/56/